Hola Carmen, me gustaría contarte un poco mi historia para ver si puede ayudar un poco … mis padres se separaron cuando yo no tenia un año, en el 74 cuando no existía el divorcio. Nadie pensaba en mi y todo el drama se centró en mis padres, las victimas eran ellos y en mí nadie pensaba…mis padres empezaron una batalla por mi custodia con el único fin de ganarse el uno al otro, si yo pintaba algo en esa guerra yo no lo percibí, al contrario sentí que en realidad a nadie le importaba yo. Mi padre me llevó a la salida del cole dos veces antes de los seis años, una vez estuve como 11meses sin ver a mi madre y la otra 8meses, las dos veces viví escondida en casa de amigos de mi padre para que no me encontraran…la policía vino a buscarme una vez al cole y otra vez a casa de mi padre, recuerdo que una vez me hice caca en los juzgados del miedo..porque cuando me acostumbraba a estar con mi padre me llevaban y viceversa. Cuando finalmente se estipuló un régimen de visitas comenzó la guerra psicológica a través de mi. Cuando volvía de estar con mi padre mi madre se enfadaba si yo lloraba o estaba triste, me decía que podía irme a vivir con él, y que ella no tenia porque aguantar eso..y lo mismo cuando iba con mi padre…el sentimiento de culpa me ha acompañado toda mi vida, por ser feliz de estar con uno o con el otro……también recuerdo con mucho dolor cuando les oía a uno y a otro criticarse delante de otras personas, me dolía muchísimo que otras personas emitiesen juicios o hablasen de mis padres, el clásico a quien quieres mas fue mi pesadilla, o también viví los intentos de mi padre o mis abuelos de que llamase mamà a las diferentes compañeras de mi padre, o el dia del padre cuando me preguntaban a quien le iba yo a regalar el trabajito que habíamos hecho en el cole…como si yo fuese huérfana.. mi abuela materna, aun lo recuerdo porque me dolía mucho, cuando deshacía la maleta q me había hecho mi madre para el fin de semana criticaba todo..desde como doblaba la ropa, los calcetines..todo con un odio que no os podéis imaginar lo que me dolía…mi madre aun ahora y aun ahora con 40 años, no lo soporto me contaba lo mal marido que había sido mi padre y me contaba las anécdotas, o el daño q le habían hecho mis abuelos paternos…Lo que no saben los padres que hacen eso, es que cada palabra versada contra el otro delante del niño, es versada contra ellos mismos, porque para un niño un padre, o una madre pueden ser los peores padres del mundo que tu siempre los defenderás. Frases terribles: Si no existieras tu, yo a tu padre no lo habría vuelto a ver, pero me ha tocado soportarlo para toda la vida. Yo he vivido todo con tanta angustia que nunca me paré a pensar en el daño que me habían hecho a mi hasta que yo he tenido mis propios hijos y es cuando me veo en ellos que me doy cuenta de que me han robado mi infancia, ya que yo todo lo tuve que procesar lo hice como una adulta y el enfado contra mis padres me ha salido ahora. Y no soy la única… En mi nadie pensó porque yo era una niña y la gente tiende a pensar que los niños son tontos y no se enteran de nada y no es así, los niños se quedan con TODO, la única diferencia es que no saben gestionar los sentimientos. Yo he tenido que hacerlo de mayor, pero he tenido que cagar con una mochila a mis espaldas mas pesada de lo que una niña de mi edad podía llevar. Cada dia veo mas y mas niños en esa situación y me da muchisima pena, porque yo sé la soledad tan grande que te invade, yo conservo recuerdos visuales de antes de cumplir un año. Espero que tu consigas poner un poco de orden en todos esto y puedas sacar algo que pueda ayudar a alguien, padres o niños…un abrazo!

C

(Una primera esposa nos escribió un mail en el que nos comentaba que había leído twitts de su expareja y su actual mujer y quería decir que estaba de acuerdo en cosas de las que decíamos nosotras y en otras no. Tras intercambiar algunos mails nos ecribió este, en el que se ve como Carmen tiene una comunicación activa con los lectores y seguidores)
(…) Te agradezco mucho el tiempo que me has dedicado. Reconforta mucho leerte, y con el convencimiento que hablas… me ha encantado tu mail, no me parece ninguna utopía…. me parece más un sueño…. pues es penoso que hay padres/madres que se acuerdan que son padres/madres cuando se separan… y no me cansaré nunca de decir que no se puede generalizar jamás…. voy a leer tu libro para comprender mejor muchas cosas. (…)

Gracias por tu lucha y tu claridad de ideas y de expresión.
Mi hijo y yo estamos sufriendo un divorcio del estilo “sácale lo que puedas” y no consigo que la madre se centre en su papel de madre en lugar de en destruirme económica y moralmente. Te podría contar mil cosas, pero me extendería demasiado y solo soy uno mas entre muchos. Espero que las nuevas generaciones de jóvenes sean mas justas que la nuestra. Sino, desde luego le aconsejaría a mi hijo que se lo pensara muchísimo antes de comprometerse ante tanto desamparo. Y desde luego los abogados tampoco ayudan, porque captan a sus clientes contándoles lo que quieren oir, sin importarles el menor para nada en la mayoría de los casos. Viven del odio: sin odio no hay demanda ni honorarios.

Gracias nuevamente por tu discurso claro y por lo justo que es tu mensaje.

Un fuerte abrazo

Anónimo

HOLA REINA!!!

GRACIAS POR COMPARTIR TODA TU MARAVILLOSA TAREA
SOY DE ARGENTINA

AQUI YA HAY UN DIPUTADO QUE LE HE INFORMADO DE TU GRAN TRABAJO (INTEGRO UN EQUIPO INTERDISCIPLINARIO DENTRO DEL CONGRESO DE LA  NACIÓN)

ESPERO EN ESTE AÑO PODER VISITAR TU PAIS Y CONOCERTE EN PERSONA

GRACIAS POR LAPASIÓN QUE LE HAS PUESTO A LO QUE HACES!!!

Anónimo (desde Argentina)

Gracias Carmen. Te conocí personalmente en Granada, donde vivo.

Como te dije lo estoy pasando muy mal, pero tú representas día a día, un oasis, en mi desierto y calvario. Llevo 1.197 días sin hablar con mis dos hijas mayores y a lo largo de estos 1.197 días, trasladando a días las horas que he estado con mi hijo menor de 10 años, han sido 8, sin una sola resolución judicial que lo avale

Gracias por ser mujer y MADRE.
BESOS

Anónimo

Hola Carmen, muy buenas…

Después de un fin de semana que hablo sola, por no entender muchas cosas, he tenido la necesidad de contárselo a alguien que me pueda entender…

Yo soy docente en un cole de Alcoy, el pasado viernes 1 de marzo a mediodía, cuando algunos padres viene a recoger a los nenes para comer, los cuales no se quedan en el comedor, tuve que escuchar como una niña le decía a su mamá:
– mamá hoy quiero ir a comer a casa del papá??
por esta pregunte pude deducir que los padres estaban separados.
A lo que la mamá responde:
– A casa del papá??? qué ya no me quieres??? me vas a dejar solita en casa???
La cara de la menor lo decía todo, no hubo respuesta por parte de la cría.
Yo al  quedarme perpleja llamé a la mamá para preguntarle si ella era consciente del dolor que causa a su hija negándole su derecho a ser amada. Que, en una separación se separan los adultos pero que los niños siguen y seguirán teniendo los mismos papá. La señora, por llamarla algo, sólo me dijo que eso era asunto suyo y que sólo me iba a decir que con el amor de ella le sobra y le basta a la niña. SE dió media vuelta. Yo me quedé llorando. No lo pude creer y a día de hoy tampoco lo creo.
Ante esta situación, hablé con mi compañera, tutora de esa criatura, y así para poder citar a tutoría a la progenitora. Bien, ayer lunes la citamos. Tras entrar en situación e hacerle entender el dolor que le provoca a su hija, tras varias explicaciones. Ella solo argumenta que des del momento en que el papá no está en casa, la niña deja de tener padre. Que él solo tiene la obligación de pasarle la manutención. No tuvo más que decir porque nos dejó a medias. Se fue a los 10 min de la reunión. Solo me dio tiempo a decirle que ella si ella como “madre” intenta protegerla para que no tenga frío, no tenga hambre, … porqué le niega el amor de su papá y la familia de él? No me respondió y no sé si me escuchó.

Mi impotencia se aumenta ya que, en mi familia,  este fin de semana mi tío, le tocaba a los nenes. Te conté el caso de como vivía la separación mi primo. Bien pues el sábado, después de venir de jugar, al llegar a casa, mi primo coge a su padre y llorando le dice que está arto. A lo que el papá le pregunta el porqué. Y el niño entre lloros, dice que “está arto porque la mamá le ha dicho que cuando está con el papá ella se queda sola llorando. Y que lo que tiene que hacer es quedarse con ella.” El papá le dice que no diga eso, que la mamá no le ha podido decir eso, que igual está confundido. A lo que el crío le dice que por favor le crea que es verdad. De verdad, estas situaciones te desenperan…

Anónimo

Estimada Carmen:

Acabo de ver tu entrevista en el canal 9 y me has puesto los pelos de punta de la emoción de ver una Mujer (con mayúsculas) defendiendo a los hombres con tanta sensatez y tanto conocimiento. Soy muy activo en los grupos de Facebook que tratan sobre este tema nuestro y he visto tu video en uno de ellos, que lo han puesto los de “custodiacompartidaporalicante” que a mi parecer son una de las mejores asociaciones del país.

Vives en una región donde las leyes de género se han vuelto mas extremistas (y ya era difícil superar a Zapatero, pero el PP valenciano se ha sacado de la manga una ley autonómica donde se dan varias vuelta de tuerca y se agrede aún mas contra los hombres y a favor de las falsas maltratadoras), por lo tanto, mas valiente me pareces aún, que sigues en la lucha activa.

He estado buscando en la editorial “obrapropia” para comprar tu libro pero no aparece. Viene incluso tu nombre y tu email, pero del libro no se sabe nada. Y he rastreado todo Internet en busca de la obra pero no hay manera.

¿Me puedes decir dónde comprarlo?

Por cierto, Carmen, posees un potencial enorme como comunicadora en las entrevistas. Tu podrías ser un excelente ariete en primera línea para que se nos escuche en los medios. Te digo esto porque aunque supongo que tu ya serás una experta sobre el tema, yo quizá podría ampliar tu conocimiento sobre el asunto. Lo digo porque me gustaría darte algunos datos para que los uses cuando te vuelvan a entrevistar. Y también para “protegerte” de las feminazis cuando te pongan a una experta de esas que tienen ellas que son auténticas maestras de la manipulación y convierten los debates en un campo de batalla dónde les resulta muy sencillo confundir a la audiencia.

En fin, reiterar que me has encantado y que espero volver a verte en cualquier televisión defendiendo nuestra causa, que como tu muy bien apuntas, es también la causa de tu hijo varón, ese que tiene 14 años y que pronto se convertirá en un ciudadano de segunda (en cuanto cumpla los 18 y legalmente sea considerado un hombre a todos los efectos penales).

No se si eres consciente del poder de convicción que posees, Carmen, pero eres una bomba. Y te lo dice un psicólogo, que por deformación profesional estoy muy acostumbrado a analizar ese tipo de cosas. Y me pareces toda una revelación. Tu lenguaje no verbal, tu tono, tu manera de generar expectativas, la forma en que manejas los silencios…todo!! A la gente le produces un efecto en la atención inmediato. Es difícil escapar de tu hipnótico discurso, porque mezclas muy sabiamente el conocimiento con la necesaria empatía emocional. Hablas el lenguaje de la calle, por así decirlo. Los espectadores se aburren rápidamente de las guerras de sesudas cifras y estudios llenos de fórmulas, pero tu capacidad de hablar con el corazón (como tu dices) es lo que te hace mas humana y mas proclive a que la gente se sienta identificad con lo que dices. En especial la gente sencilla, que somos la inmensa mayoría.
Un afectuoso abrazo

 

Una MUJER

Hola Carmen,
He visto su tweet sobre el libro “me ha dicho mamá…”, y me ha enganchado la frase que hay abajo en la portada que dice “porque no es lo mismo ser padre que progenitor”, estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación. Nada más que por eso, tengo pensado adquirir su libro en la versión electrónica, y leerlo, a ver qué dice sobre la custodia de los hijos, y sobre todo, qué dice de la custodia compartida.

Anónimo

¡Hola Carmen!

(…..)

Con esto quiero deciros que había pensado en leerlo yo y luego regalárselo a ella, con el riesgo de buscarme un lio. Sobre que poner….¡buf! Difícil cuando se trata de este tipo de libro y nuestro deseo de ser padres se quedo en un sueño. Pero por otra parte, si hubiésemos sido padres, ahora me encontraría sufriendo como esos hombres de los que seguro que se habla en el libro.

Así que pese a lo que pueda pasar, mi intención es que después de leerlo yo, que le llegue a ella, por que te agradecería Carmen que menciones a los cuatro si es posible. En cualquier caso a tu elección queda, seguro que lo que que decidas poner es bonito. Un beso.

El título del libro lo hemos estado escuchando estos 2 últimos años. Un familiar muy directo de mi familia, mi tío, se separó y fue desde entonces donde comenzó una época triste, una lucha que parece interminable. Tiene tres niños de 6, 10 y 14 años. Anterior a la separación, la relación padre – hijo existía, era positiva, favorable. Pero todo cambió con la separación. De repente, los dos niños mayores siempre le recriminan: “mi mama me ha dicho : que tu prefieres trabajar antes que estar con nosotros, no nos quieres, nunca te has preocupado de nosotros…”. Además, la madre al tener pareja, intenta desaparecer la figura del padre y de la familia paterna (en contadas ocasiones le coge el teléfono al padre para que pueda hablar con sus hijos, les dice a los niños que sus abuelos ya no son abuelos, sus verdaderos abuelos son los de su pareja, … en fin, barbaridades)  Cosas que derrumban al padre y consigo a la familia. En muchas ocasiones, piensas que estas cosas solo te pasan a tí, pero por desgracia nos hemos dado cuenta que hay muchísimos otros casos parecidos. Escuchar casos similares nos animan a luchar por unos niños que los adoramos, los queremos y queremos disfrutar de ellos. De ahí nuestro interés por un libro que ha despertado nuestro ánsia de leerlo.

Te damos las gracias por defender una educación compartida, por defender el amor de padre y madre hacia sus hijos. Gracias

Anónimo

SOY DE LA CIUDAD DE PUNTA ARENAS EN CHILE. ME INTERESARIA SABER LA FORMA DE PODER ADQUIRIR ESTE LIBRO YA QUE AQUI EN CHILE NO LO VENDEN. ESPERO PUEDAS ENVIARME INFORMACION. GRACIAS!

Anónimo (Desde Chile)

Te escribo para saber qué tengo que hacer para adquirir el libro “¡Me ha dicho mamá… que ya no me quieres!”, ya que me pasé por varias librerías y no hay forma de encontrarlo. Me han comentado que dicho libro se puede comprar por internet y firmado por la misma autora. Siendo esto así me gustaría comprar el libro y a poder ser firmado.

Saludos cordiales

Anónimo

Deja tu mensaje!

5 + 5 =