Y yo sin sarberlo…

y-yo-sin-saberloAyer me enteré…Raquel Valentín( una Maestra ) me enseñó, el porqué de la situación que atravesamos en estos momentos. Puede que nos de la risa en un principio, pero si lo analizamos, veremos, observaremos, apreciaremos…que nuestra cara se queda hecha un poema.
<span > El término “maestro” deriva de MAGISTER y éste, a su vez, del adjetivo MAGIS, que significa ” más o más que”. El Magister es el que destaca o está por encima del resto por sus conocimientos y habilidades. Por poner un ejemplo, Magister equitum ( jefe de caballería en la ant. Roma). El término ministro deriva (nunca mejor dicho) de MINISTER y este a su vez, del adjetivo MINUS, que significa ” menos o menos que “. El Minister era el sirviente o el subordinado, que apenas tenía habilidades o conocimientos.
 Por lo tanto…el LATÍN explica la situación actual, la pena es, que como es una lengua muerta…no nos hemos enterado. No serían ellos, los ministros, los que se la cargaron…? Porque de todos es sabido, que solo cuando se carece de habilidades, de conocimientos, ricos en valores…nos sale la alimaña que llevamos dentro y es entonces cuando mejor se desarrollan los trepas, los charlatanes, los sanadores, los del quitate tú, que me pongo yo.
Qué desilusión…yo siempre entendí la palabra “Ministro” como algo importante, grande, justo. Alguien merecedor de respeto…y ahora me entero que les falta tanto como a mí para ser un MAGISTER.
<span >
 P.D: no todos los que poseen el título de maestro, son MAGISTER, solo lo son aquellos que dejan huella en sus alumnos ,enriqueciéndolos siempre, tanto y de igual forma, académica y emocionalmente.
 Carmen Serrano.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *